Atención Primaria Gran Canaria

Sanidad ha registrado 17 agresiones físicas en Atención Primaria desde el año 2008

Detalles
DIARIO DE AVISOS / 

Atención Primaria

Una semana después de que la Consejería de Sanidad anunciase la convocatoria del concurso público para la contratación del servicio de vigilancia y seguridad de determinados centros de la Gerencia de Atención Primaria del Área de Salud de Tenerife, este periódico ha tenido acceso al estudio estadístico elaborado por la Unidad de Prevención de dicha Gerencia, en el que se constata un aumento de las agresiones físicas y verbales desde el inicio de la crisis en el año 2008.

Según este documento, en los últimos cinco años se registraron 518 quejas por agresiones, de las que 14 fueron por violencia física y verbal contra un médico o un ATS/DUE, que son los colectivos que más episodios de este tipo padecen. Del total contabilizado por la Gerencia, 19 implicaron la baja laboral del afectado, mientras que 97 fueron declaradas accidente de trabajo.

En este sentido, el delegado de Atención Primaria del Sindicato Médico (el CESM) en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Eduardo Sánchez, reconoce que, aunque la mayor parte de las denuncias no acaban en los tribunales, sí se siguen constatando “muchas agresiones físicas y verbales, que no son llevadas a los justicia por falta de pruebas o porque el propio personal lo desestima”. Sánchez recuerda que todas estas quejas “se comunican a la Gerencia, porque se trata de situaciones en las que el agredido requiere la presencia del personal de seguridad del centro o de otros compañeros”. De igual modo, insiste el representante sindical, “también hay muchos profesionales que tienen que coger la baja por cuadros de ansiedad y depresión, sobre todo cuando estas situaciones se repiten o se mantienen en el tiempo”.

El año pasado se produjeron 96 quejas, ninguna de las cuales supuso la baja del afectado

Por zonas básicas de salud, según se recoge en el informe de la Unidad de Prevención de la Gerencia de Atención Primaria, donde más denuncias por agresiones se produjeron fueron en Adeje (siete), Finca España (nueve), Granadilla (12) y Tacoronte (8). En cambio, en centros de salud como los de Añaza y La Laguna-Mercedes, o en los Servicios de Urgencias de Ofra, Jaime Chávez y Los Cristianos no se registraron quejas en 2012.

Al respecto, desde el Sindicato Médico muestran su sorpresa por los términos en los que se ha convocado el último concurso para contratar el servicio de vigilancia de los centros de Primaria de la Isla, aunque dejan claro que “la seguridad es fundamental, e incluso debería aumentarse y cubrir todas las instalaciones, especialmente aquellas que funcionan en horario nocturno”.

“No sabemos el número de horas que se van a contratar, ni el personal destinado; ni los centros que se cubrirán; pero es evidente que en los centros donde hay seguridad hay menos agresiones, mientras que en el resto hay más probabilidad de que se den situaciones delicadas, ante las que los profesionales no tienen ninguna protección”, denota Eduardo Sánchez, quien subraya que “hay momentos en los que el personal se siente abandonado”. “Y en una época como la actual, con tantos recortes, con el aumento de las listas de espera…, la gente está más soliviantada y es más propensa a pagar su frustración y ansiedad con el personal sanitario, sobre todo en Primaria, que es la puerta de entrada al sistema”, concluye el delegado de Atención Primaria del CESM en Tenerife.

Para el contrato del servicio de vigilancia, la Consejería de Sanidad destina 1.497.950 euros, una cifra algo inferior a la del último concurso, que tuvo un coste de 1.672.685 euros. Según fuentes de la Consejería, la licitación supone la contratación de un “paquete de horas para toda la Isla”. “En función de las necesidades, la vigilancia estará en un centro o bien en otro”, recalcaron las mismas fuentes, quienes dejaron claro que “por motivos de seguridad, no se debe advertir a la población dónde va a haber vigilancia y dónde no”.

 

Los recortes crean frustración

Desmotivación. El vicepresidente del Colegio de Médicos de la provincia, Pedro Javier Rodríguez Hernández, denunció la semana pasada en este periódico un aumento del estrés laboral vinculado a la falta de seguridad en los centros de salud de la Isla. Rodríguez, responsable del Programa de Prevención del Riesgo Psicosociolaboral que posee la entidad colegial, aseguró que la crisis y los recortes que se han producido han provocado “desmotivación” en los facultativos. “Cada vez es más difícil llegar a todos los pacientes y ofrecer una asistencia de calidad”, denotó el doctor palmero, psicólogo y experto en Psicosociología.

Menos bajas laborales. A pesar de que en los últimos cuatro años han aumentado los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, se han reducido considerablemente el número de bajas. En concreto, de los 239 sucesos de este tipo contabilizados en 2012, sólo 69 conllevaron bajas laborales.

Siniestralidad. Según el informe de la Unidad de Prevención de la Gerencia de Primaria del Área de Salud de Tenerife, tanto el índice de gravedad de los accidentes como la duración media de las incapacidades temporales han crecido desde 2006.

Enfermedad común. Sólo el pasado año se produjeron 2.129 bajas en Primaria por enfermedades comunes y accidentes no laborales, la cifra más baja contabilizada en los últimos siete años.