Atención Primaria Tenerife

El hospital del Sur seguirá parado hasta finales de año

Detalles

NICOLÁS DORTA | Arona

El hospital del Sur sigue paralizado a la espera de que el Cabildo llegue a los acuerdos para la contratación de la obra con el Servicio Canario de la Salud, ya que se está elaborando un proyecto de modificado -otro más- para adaptar el edificio sociosanitario a servicios hospitalarios.

En total, esta nueva estrategia en acuerdo entre el Gobierno de Canarias y Cabildo para tener algo acabado del hospital cuesta alrededor de unos nueve millones de euros. Habrá que esperar al menos hasta noviembre o diciembre para que se vuelva a ver personal trabajando en El Mojón y así se cumpla la promesa número uno: trasladar el obsoleto Centro de Atención Especializada (CAE) al nuevo edificio e igualmente Urgencias.

Según ha explicado a DIARIO DE AVISOS la Plataforma Pro Hospital Público del Sur, las negociaciones con la UTE (Unión Temporal de Empresas) por un lado, y los ajustes del proyecto por otro “no harán posible iniciar las obras antes de noviembre”. “La buena noticia es que habría tiempo para finalizar la primera fase en agosto de 2014”, dicen desde esta plataforma ciudadana que sigue de cerca el cumplimiento de los plazos.

Pero nadie asegura nada. El Servicio Canario de la Salud afirma que trabaja para reanudar la obra de “manera inmediata”, aunque prefieren no dar fechas. “En cualquier caso, el proceso es complejo y hay varios agentes implicados”, sostienen. El Cabildo explicó ayer que antes de final de año comenzarán los trabajos hasta que se llegue a un acuerdo con la UTE para reanudar la actividad.

Del hospital se lleva hablando 16 años, desde que la ciudadanía del Sur reivindicó esta infraestructura básica como respuesta a la creciente población. Tanto el Gobierno de Canarias como el Cabildo a lo largo de estos años no han estado acertados en reiteradas ocasiones en cuanto al cumplimiento de plazos, financiación y trabajos de una obra que hoy por hoy está cerrada.

La parte hospitalaria lleva parada desde enero de 2013 y la sociosanitaria desde diciembre de 2010. La falta de dinero o de previsión han estancado esta interminable infraestructura.