Área Médica

Casi 270 médicos de la provincia se acreditan para irse al extranjero

Detalles

Seis años de carrera, un complicado examen MIR y cuatro o cinco años más de especialidad no bastan para que muchos médicos canarios logren un contrato estable en el sistema público de salud, donde sólo unos pocos afortunados logran ejercer de forma esporádica. Por ello, cada vez son más los profesionales isleños que deciden buscar fuera de España la oportunidad que aquí se les niega.

De hecho, según datos aportados a este periódico por el Colegio Oficial de Médicos de la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Comtf), desde 2011 casi se han triplicado las solicitudes de certificados de idoneidad, uno de los documentos necesarios para ejercer como médico en otros países. En concreto, sólo en la provincia tinerfeña, un total de 269 facultativos han pedido esta acreditación los últimos cuatro años, una cifra que a buen seguro seguirá creciendo en el futuro, según asegura el responsable del Comtf, Rodrigo Martín.

Así, de las 26 peticiones que se contabilizaron en 2011, se pasó a 55 en 2012, y 57 un año después, una cifra que volvió a elevarse en 2013 (62) y también el año pasado, cuando se expidieron 69 certificados de este tipo.

Entre los destinos escogidos, la mayoría de los facultativos canarios decidió continuar su trayectoria profesional en el Reino Unido, Francia y Portugal, y en menor medida en Brasil, Alemania, Suecia, Bélgica e Irlanda. “Estamos hablando de casi un centenar de peticiones en la proyección para los próximos años, lo que supone una tendencia muy peligrosa para la medicina canaria”, expone el presidente del órgano colegial tinerfeño, quien subraya que, aunque hay casos excepcionales, la mayoría de facultativos que piden la acreditación es “por falta de plazas en el sistema público”. “La mayoría se marcha porque aquí no encuentran alternativas, a pesar de que se ha invertido mucho dinero en la formación de estos médicos”, recalca Rodrigo Martín, que asegura que más del 45% del personal médico del Servicio Canario de Salud es “eventual”.

Perfil claramente joven
Esta singular diáspora de profesionales sanitarios, no obstante, no es exclusiva de las Islas. En los últimos cinco años, cerca de 8.000 médicos han solicitado el certificado de idoneidad a laOrganización Médica Colegial (OMC) para ejercer fuera de nuestras fronteras, una cifra que muestra el grave problema que vive la profesión médica en España. El año 2013 -el cómputo de 2014 todavía no se ha publicado- fue el de mayor número de solicitudes, con un total de 3.538 certificados expedidos, cifra muy superior a la registrada en 2012, con 2.405, y a los 1.435 solicitados en 2011, una tendencia alcista que se ha consolidado a lo largo de estos últimos años.

El perfil del facultativo que solicita este documento es claramente joven; destaca especialmente el tramo de edad entre los 31 y 35 años, seguido por el grupo de entre 36 y 40, y a continuación los más jóvenes, de 25 a 30 años (médicos que todavía no se han especializado).

Formar un facultativo cuesta unos 150.000 euros
El Ministerio de Sanidad pretende evitar esta particular ‘fuga de talentos’ con la puesta en marcha de medidas como la introducción de una nota de corte para el acceso a las especializaciones sanitarias. Para el presidente del Colegio de Médicos de la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Comtf), Rodrigo Martín, se trata de una medida “necesaria” desde hace años, ya que permitirá ajustar las plazas al número de aspirantes que hacen la prueba. Martín, sin embargo, deja claro que “también deberían poner una edad mínima de acceso, ya que hay médicos de 60 años que se están presentando, cuando les quedan dos o tres para jubilarse”.

En la misma línea se manifiestan los principales sindicatos con representación en el sector, como el CESM, CC.OO, UGT e Intersindical, quienes afirman que “con la introducción de una nota de corte para el inicio de la especialización sanitaria, están intentando que queden plazas libres”. “El MIR no debe plantearse como una prueba de filtros, porque para ello ya están los numerus clausus en las facultades de Medicina”, denotan las mismas fuentes sindicales, que recuerdan que “formar un médico en una facultad de Medicina cuesta en la actualidad alrededor de 150.000 euros”.