Ofertas de empleo

OPE del SCS: verdades y mentiras I

Detalles

Ante la cantidad de rumores infundados, medias verdades o francas mentiras que inundan todos los centros del Servicio Canario de la Salud, se hace necesario salir al paso de los mismos y poner cada cosa en su sitio, aunque sólo sea para que los profesionales de la conspiración y la demagogia no se salgan con la suya a costa de la ansiedad de tantos compañeros. Intentaremos aunar claridad con sentido pedagógico en nuestra exposición, documentando nuestras afirmaciones con las referencias legales pertinentes, esto hará que la explicación sea extensa, es el precio que corresponde pagar si se quiere ser riguroso. Si aun así las dudas continuaran, los delegados de CCOO en los distintos centros del SCS gustosamente las aclararán, así como también están disponibles nuestros foros y canales comunicativos en las redes sociales.

Dividiremos la explicación en tres grandes apartados: 1) La OPE en sí; 2) la constitución de los nuevos listados, y 3) los criterios de desplazamiento.

1) LA OPE

Este apartado es el que mayor número de mentiras y disparates concentra. Veamos todo lo que es verdad y algo de lo que es falso, ya que resulta imposible registrar todas las barbaridades que se han dicho, se dicen y se dirán:

1.1.- La OPE se inicia con el Decreto 150/2007, que fue fruto de un acuerdo con las fuerzas sindicales presentes entonces en la Mesa Sectorial. VERDADERO.
En este Decreto sólo se recoge el número de plazas que se convocan, las categorías afectadas, los sistemas de provisión y poco más. En este Decreto no se contempla el valor de los méritos ni el peso de cada uno de ellos. Se puede comprobar descargando el Decreto desde este enlace:
http://www3.gobiernodecanarias.org/sanidad/scs/content/01bae3a3-fdc6-11dd-b2aa-596c3deb1b4e/DecretoOpe2007Boc.pdf

1.2.- Los sindicatos traicionaron a los trabajadores firmando una OPE injusta. FALSO.
Ya hemos visto que el Decreto 150/2007, que sí cuenta con el visto bueno sindical, no se pronuncia sobre contenidos, distribución de pesos ni valoración de méritos. A partir de ahí, la Convocatoria real para cada categoría se inicia con la publicación de sus Bases Específicas de Selección, donde sí constan todos esos parámetros. Pues bien, para decirlo con toda claridad: ningún sindicato ha firmado ninguna de las 96 Bases de Selección de esta OPE, esto es importante dejarlo remarcado. En todas y cada una de ellas la Administración ha impuesto su criterio y los sindicatos lo hemos combatido en la negociación, en la movilización en la calle y también en la vía judicial, con irregulares resultados. Otros no, otros no han movido ni un dedo en todo este tiempo y ahora se presentan como ultrarrevolucionarios de todo a cien.

Ahora bien, si esto es así, si los sindicatos no han firmado ninguna Base de Selección, ¿cómo es que existe un acta correspondiente a la negociación de las Bases de Enfermeros donde se ve que los sindicatos se posicionan de distinta forma ante ellas, incluso alguno a favor? Este es un ejemplo perfecto de cómo la manipulación y la mentira llegan a torcer la realidad hasta dejarla irreconocible.

Pero vayamos por partes, ¿esa reunión se produjo? Sí, se produjo. ¿El acta que se ha difundido corresponde a esa reunión? Sí. Corresponde. ¿En qué consiste pues la manipulación y la mentira? En que los manipuladores no explican qué es lo que se votaba en esa reunión y engañan diciendo que ahí se decidían las Bases de la convocatoria de Enfermería y no una fórmula trampa con que la Administración quiso embaucar a los sindicatos y, de rebote, a todos los enfermeros. Vamos a explicarlo: la negociación de la categoría Enfermeros discurrió por un derrotero algo distinto al del resto de categorías. La Administración entrega a los Sindicatos una primera propuesta, completamente inasumible, y les da una semana para hacer alegaciones, al cabo de la cual se repetiría la reunión. Tras las alegaciones sindicales, la Administración comparece a la segunda reunión con una nueva propuesta que sólo se diferenciaba de la primera en aspectos nimios: el tiempo máximo de experiencia profesional, que pasó de 144 a 160 meses; la formación continuada, que pasó de 7 puntos a 10,5, y poco más. Los sindicatos unánimemente nos mostramos en contra de ambas propuestas por insuficientes, pero la Administración contesta que se acabaron las negociaciones y que nos definamos por una u otra y, en caso de no hacerlo por ninguna, ella impondría la primera. Ante esta situación, SATSE muestra expresamente su rechazo a las propuestas de la Administración, SEPCA indica que entre una y otra la segunda es más favorable aunque claramente insuficiente, e Intersindical Canaria y CCOO nos negamos a participar en una votación-trampa, en ese chantaje intolerable, y dijimos que ni una propuesta ni la otra, sino negociación abierta, franca y sin condiciones. Como se ve, la “prueba” que algunos exhiben como demostración de una “traición” sindical en realidad es el testimonio del compromiso de los sindicatos con sus representados. La burda mentira de los intoxicadores se desmonta sola.

1.3.- La separación de 60/40 entre fase de oposición y de concurso tiene una base legal previa a esta OPE. VERDADERO.
Esto tiene poco que explicar, el Decreto 123/1999 lo deja bien claro, tan sólo hay que leer su artículo 16.2. Aquí el enlace al Decreto: http://www.gobiernodecanarias.org/boc/1999/092/003.html

1.4.- Como han pasado más de tres años desde el Decreto que pone en marcha esta OPE, que es de 2007, se puede anular y empezarla de nuevo. FALSO.
Esta es, quizás, la barbaridad más grande que se ha dicho sobre esta OPE. Veamos por qué:

  1. Los tres años que marca el artículo 70.1 del EBEP sólo comienzan a contar desde que es posible ejecutar la Oferta de Empleo para cada categoría, es decir, desde que se publican sus Bases Específicas y no desde que se publica el Decreto 150/2007. Este es el error básico en el que caen todos los profetas del catastrofismo que han salido ahora como champiñones tras una tormenta.
  2. La razón es que el Decreto 150/2007 no abre directamente la vía a la Oferta Pública de Empleo, sino que previamente inicia un procedimiento de concurso de traslados interno, para que el personal fijo pueda optar a las plazas ofertadas. Por tal motivo el plazo para ejecutar la OPE no se puede computar desde el 2007 sino desde que efectivamente se dan las condiciones para su ejecución, que ocurre a partir de la publicación de las Bases de cada categoría profesional.
  3. Aun así, en determinadas categorías han transcurrido más de tres años desde la publicación de sus Bases hasta su conclusión. Celadores puede ser el caso más significativo, por la magnitud numérica de esta categoría. Pues bien, llegados a este caso no se produce la anulación de la convocatoria, como algunos pretenden, sino que nace para los opositores un derecho de resarcimiento de los gastos realizados tras el paso de los tres años, así como de los ingresos que debieron experimentar y no tuvieron a causa del retraso. En otras palabras, un Celador que tome posesión en el mes de julio de 2015 lo habrá hecho cinco años después del inicio de su convocatoria. Descontados los tres primeros años, los otros dos son achacables al mal funcionamiento de la Administración, por lo que puede reclamar no sólo los gastos realizados en estos dos años, sino también el salario dejado de percibir en ese tiempo puesto que, en puridad, su nombramiento como personal fijo tuvo que haberse producido hace dos años y, si no sucedió así, no fue por causas imputables a él.
  4. En cualquier caso, que quede bien claro y como aviso a navegantes, los que gritan ahora que la OPE se anule, con nucha más pasión que cabeza, lo que en realidad están pidiendo es que les quiten su plaza fija a los que ya la consiguieron; que se vuelvan a presentar los que ya aprobaron (85% personal del SCS) y que se repita todo el proceso de angustia y nerviosismo ya pasado. Y todo porque algunos no estuvieron en la pelea cuando tuvieron que estar, dejándonos solos en aquel momento crucial.
  5. Por último, y como razón estrictamente económica aunque no por ello menos potente, si en algún universo paralelo un político desquiciado se planteara anular esta OPE, tendría que estar dispuesto a remunerar en concepto de indemnizaciones una parte importante del Presupuesto de la Comunidad Autónoma, tal sería el grado de despropósito. Por supuesto, tendría que estar dispuesto, además, a ingresar en prisión por un flagrante delito de prevaricación, porque no otra cosa sería desvirtuar las disposiciones legales hasta acomodarlas a aspectos para los que no se previeron.

1.5.- Esta OPE está diseñada para expulsar a los trabajadores del Servicio Canario de la Salud. FALSO.
Los datos lo demuestran: sin contabilizar todavía a los Auxiliares de Enfermería, de los que no existe todavía datos de aprobados y suspendidos en el examen, lo cierto es que más del 85% de los trabajadores del SCS han aprobado sus respectivos exámenes. Y de éstos, es muy alto también el porcentaje de los que acceden a plaza fija. En Celadores, por ejemplo, la inmensa mayoría de los que tomarán posesión de su plaza, en porcentaje superior al 90%, es trabajador del Servicio Canario de la Salud. Mucho ojo pues con el engaño detrás de ciertas propuestas, lo que en realidad esconden es dejar sin plaza a sus propios compañeros y ponerlos nuevamente en la tesitura de tener que atravesar un examen de selección, con la angustia e injusticia que ello supone.

1.6.- Los que suspendan el examen se irán directamente a la calle. FALSO.
Los que suspendan dejan de pelear por una plaza fija, es cierto, pero en modo alguno se van a la calle. Irán a las listas de empleo que se configuren a la finalización de la OPE. Mientras tanto, irán al puesto que ocupen en los listados actuales, como no podía ser de otra forma. Nuevamente, la falsedad y el engaño como elemento de intoxicación de la opinión pública. Más adelante explicaremos los criterios para incorporarse a los nuevos listados, sólo adelantar que un suspendido con el máximo de tiempo trabajado computable, no sólo entra en los listados, sino que quedaría en un puesto muy alto en los mismos y con muy buenas opciones de contratación en el futuro.

1.7.- En otras comunidades se da más peso a la antigüedad y los exámenes no son eliminatorios. FALSO.
En la OPE de Canarias la valoración de la experiencia profesional oscila entre el 20% y el 25% del valor total de la nota. Otra forma de decirlo es la siguiente: como la fase de concurso supone el 40% del total, la experiencia profesional se sitúa entre el 50% y el 62,5% de la fase de concurso. Lo que no vale es mezclar una cosa con la otra para seguir engañando a los trabajadores.

No se puede comparar el peso sobre el valor total de la nota de Canarias con el peso en la fase de concurso de otra comunidad, pues, como se ve, hay al menos dos formas de presentar un mismo dato y la comparación se debe presentar sobre términos homogéneos. Por otro lado, también es falso que en otras comunidades el examen no fuese eliminatorio; el caso de Galicia, que se pone como ejemplo, no sólo tiene un examen, sino dos, y ambos eliminatorios.

Aun con todo, se ponga la valoración de la experiencia profesional que se quiera, el hecho cierto e incontrovertible es que en esa situación también se tiene que superar un examen, con todas las connotaciones que ello tiene.

1.8.- Ya no es posible hacer en Canarias un proceso de consolidación de empleo como el realizado en 2002. VERDADERO.
El proceso de Consolidación de Empleo de 2002 fue excepcional y extraordinario y ya no se puede volver a repetir, por más que lo proclamen los agoreros de turno. Así lo dispone la Ley 16/2001, de 21 de noviembre, por la que se establece un proceso extraordinario de consolidación y provisión de plazas de personal estatutario en las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social de los Servicios de Salud del Sistema Nacional de Salud. Esta Ley se puede descargar en la siguiente dirección http://www.boe.es/boe/dias/2001/11/22/pdfs/A42710-42720.pdfhttp://www.boe.es/boe/dias/2001/11/22/pdfs/A42710-42720.pdf

La citada Ley, establece en su artículo 1.2 que el proceso de consolidación de empleo sólo puede usarse por una sola y única vez y ya Canarias utilizó esta opción en 2002. Ahora, obligatoriamente, hay que acudir a la figura del Concurso-Oposición para ejecutar una oferta pública de empleo.

1.9.- Los sindicatos no se han movilizado contra las Bases de esta OPE y no han hecho nada para combatirlas. FALSO.
Los sindicatos, en su práctica totalidad, hemos presentado un frente común ante las imposiciones de la Administración desde el año 2009, cuando se inician las negociaciones de las Bases Específicas de esta OPE. La hemeroteca está llena de un sinfín de acciones reivindicativas en ese sentido protagonizadas por los sindicatos de la Mesa Sectorial, una simple búsqueda en Google daría fácilmente con ellas.

En el ámbito concreto de la actividad impugnatoria, CCOO desarrolló intensísimas campañas para conseguir por la vía de los recursos que la Administración retirara y corrigiera unas Bases a cual más ilógica e insensata. Como botón de muestra, véase las que desarrollamos contra las Bases de Enfermería, las últimas en ser impuestas por la Administración, y mucho antes de que surgiera ningún movimiento “reivindicativo” que viniera a inventar la pólvora:
          - http://ccoosalud.com/index.php/zona-enfermera/696
          - http://ccoosalud.com/index.php/zona-enfermera/700
 

1.10.- A la hora de impugnar los sindicatos se echan para atrás y envían a los trabajadores a hacerlo, eludiendo así su responsabilidad. FALSO.
En un proceso selectivo, los sindicatos no son sujetos con legitimidad activa, no están capacitados para actuar porque no ostentan la condición de interesados. Interesadas en el proceso son las personas que se presentan a la OPE. Por eso es imprescindible que sean los mismos opositores quienes ejecuten los recursos e impugnaciones que estimen pertinentes, contando, eso sí, con el asesoramiento y apoyo del sindicato. Una forma de engañar a los trabajadores especialmente cruel y que ha cundido en estos días es que un sindicato o colectivo se lance a impugnar lo que se le antoja proclamando a diestro y siniestro que, como ya él impugnó, ya no es necesario que nadie más lo haga. Esta fraudulenta forma de actuar causa a los opositores un perjuicio enorme, porque a la postre la acción del sindicato o colectivo quedará desestimada al no reunir el requisito de legitimidad activa y el trabajador que se inhibió de ejercer su derecho confiando en estos timadores ya no podrá hacer nada porque el plazo para recurrir ya habría pasado. En definitiva: fraude y engaño, esta vez con grave perjuicio añadido para el que se fió de los embaucadores.

2) LOS LISTADOS DE CONTRATACIÓN

Este es otro de los temas donde el bulo y la mentira corren como pólvora. Intentemos primeramente apuntar los aspectos claves de este asunto:

* Los listados de contratación que se aplicarán tras esta OPE son fruto también de una imposición intolerable de la Administración, en su visión autoritaria de concebir las relaciones con los sindicatos.

* Son listados de aplicación a toda la Administración Pública, no solamente a la sanitaria, por lo que su modificación no compete sólo al SCS sino a la totalidad de Administraciones implicadas.

* CCOO demandó la normativa de listados de contratación, obteniendo un primer pronunciamiento favorable del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, que anuló la Orden e impuso a la Administración la obligación de negociar lealmente y bajo los principios de la buena fe. No obstante, el Gobierno recurrió al Supremo y éste terminó dándole la razón.

Los criterios de conformación de los listados son los siguientes:

* El proceso de conformación de los listados NO FORMA PARTE DE LA OPE. Se inicia una vez la OPE ha concluido y se estima que deben estar elaborados a los seis meses de este hecho.

* Para formar parte de los listados basta con haber sacado MÁS DE UN CERO EN EL EXAMEN, lo que quiere decir que la práctica totalidad de los opositores que no consigan la plaza fija estarán en los listados.

* La puntuación máxima es de ocho puntos, que se obtienen de la forma siguiente: cuatro corresponden a la nota del examen y los otros cuatro al tiempo trabajado en el Sistema Nacional de Salud.

* Los cuatro puntos que van a la nota del examen son su valor máximo y se corresponden con la nota de un diez (o 60 puntos) en el examen. El opositor, por tanto, sólo tiene que hacer la siguiente regla de tres: si un diez en el examen valen cuatro puntos, la nota que obtuve en él vale X.
Mi puntuación para los listados = Mi Nota en el examen * 4/10

* Los otro cuatro puntos se corresponden con el valor máximo dado a la antigüedad (144 ó 160 meses, según la categoría). Aquí vuelve a emplearse la misma regla de tres que en el caso anterior. Supongamos un Auxiliar de Enfermería o un Auxiliar Administrativo, cuyo máximo de tiempo trabajado se sitúa en los 144 meses, entonces
Mi puntuación para los listados = Mi Tiempo Trabajado * 4/144 (un enfermero dividiría entre 160)

* La suma de las notas por examen y por tiempo trabajado, según se explica en los dos puntos anteriores. constituye la nota final para los listados y esta nota final marcará la posición que se tendrá finalmente en ellos.

* No se tiene en consideración ningún otro mérito ni ninguna otra capacitación que los arriba reseñados.

* El tiempo trabajado se computa hasta el día en que finalizó el plazo de presentación de solicitudes para la OPE y se puntúa de la misma forma que señalan las Bases de Selección de la categoría respectiva.

* Mientras los nuevos listados no se aprueben y activen, continuarán en vigor los actuales.

Decíamos arriba que una persona con el máximo de puntos por antigüedad que suspendía el examen podía sin embargo quedar en un muy buen lugar en los listados de contratación. La explicación es la siguiente.

Auxiliar de Enfermería que saca un 4,5 en el examen y acredita 16 años trabajados.
     Por examen, tiene 4,5 * 4 /10 = 1,8
     Por tiempo trabajado, al superar los 144 meses se adjudica directamente los 4 puntos de este apartado.
     Total puntuación: 1,8 + 4 = 5,8 puntos

Sabiendo que la puntuación máxima alcanzable son 8 puntos, tener 5,8 garantiza estar entre los mejores puestos del listado.

2.1.- Determinados colectivos se han reunido con políticos y aseguran haber conseguido que los listados se revisarán y se desvincularán de la OPE. FALSO.
Con los mismos políticos que se han reunido estas plataformas que ahora -antes nunca- están muy combativas, nos hemos reunido los sindicatos, con exactamente los mismos. Lo que ellos unánimemente afirman -y nosotros compartimos- es que los criterios tanto de las Bases OPE como de los listados de contratación deben ser revisados y consensuados con los sindicatos, nunca impuestos. Pero esto sólo sería de aplicación a la próxima convocatoria de empleo, nunca a la que ahora se está ejecutando. Todos ellos conocen perfectamente que intentar alterar una convocatoria ya en marcha supondría la comisión de un delito de prevaricación, sin contar con la avalancha de demandas de indemnizaciones a las que habría que hacer frente. Así pues, una nueva mentira que se desmonta sola, y es que la mentira, ya se sabe, tiene las patitas muy cortas.

3) LOS CRITERIOS DE DESPLAZAMIENTO

Llamamos criterios de desplazamiento a los elementos que se tienen en cuenta para determinar qué interino –si fuera el caso- debe ceder su interinidad al que ocupa una plaza fija.

Los criterios de desplazamiento están íntimamente ligados a la trayectoria del trabajador en la OPE, de tal forma que el orden para ser desplazado queda de la siguiente forma, desde el primero en ser cesado hasta el último:

  1. Personal interino que no concurrió a la OPE. De haber varios, por antigüedad.
  2. Personal en Promoción Interna Temporal (PIT) que no concurrió a la OPE. De haber varios, por antigüedad.
  3. Personal interino que, habiendo concurrido a la OPE, no superó la fase de oposición. De haber varios, por nota de examen.
  4. Personal en PIT que habiendo concurrido a la OPE no haya superado la fase de oposición. De haber varios, por nota de examen.
  5. Personal fijo en Comisión de Servicio. De haber varios, por antigüedad.
  6. Personal interino que habiendo concurrido a la OPE y superado la fase de Oposición, no obtenga plaza. De haber varios, por nota final de la OPE (Oposición + Concurso)
  7. Personal en PIT que habiendo concurrido a la OPE y superado la fase de Oposición, no obtenga plaza. De haber varios, por nota final de la OPE (Oposición + Concurso)
  8. Personal fijo en situación de reingreso provisional. De haber varios, por antigüedad.

3.1.- Los sindicatos presentes en Mesa Sectorial firmaron estos criterios de desplazamiento. CIERTO.
Los criterios de desplazamiento fueron, efectivamente, pactados en Mesa Sectorial de Sanidad. La razón de que así fuera es que, en ausencia de pacto, los trabajadores que cesarían, de manera forzosa e inapelable, serían los que ocupaban su interinidad antes de 2007, es decir, los más antiguos.

En efecto, en cualquier proceso selectivo el interino que cesa es aquel que ocupa la plaza que sale a convocatoria pública. En el caso concreto de la OPE del SCS, hubieran sido los 5.097 interinos más antiguos, aquellos que ocupaban interinidades en el momento de publicarse la OPE.

Todos los interinos posteriores no verían en ningún momento peligrar su permanencia en la interinidad pues, al haberlas ocupado después de 2007, sus plazas no estaban comprometidas en la OPE y, por ello, eran inmunes a toda la carga de nerviosismo y ansiedad que sus compañeros debían atravesar.

Con el pacto de desplazamientos se consigue abrir el abanico de interinos cuyo nombramiento está concernido por la OPE en curso, pudiendo ser cesado cualquier interino con independencia de la fecha de su nombramiento. De esta forma, ya no son los interinos más antiguos los que deben soportar en exclusiva el riesgo de ser desplazados, sino que esta carga se reparte entre todos. El precio a pagar fue ligar este hecho al resultado de cada uno en la OPE.

Los que critican la firma de estos criterios por parte de los sindicatos deberían explicar por qué dicen defender la antigüedad como mérito prevalente y al mismo tiempo critican un sistema de desplazamientos que justamente impide que el personal más antiguo sea el que deba desprenderse forzosamente de sus nombramientos. Este pacto de desplazamientos da una oportunidad al personal más antiguo al extender la posibilidad de cese a todo el cuerpo de interinos del SCS, aunque hubieran firmado la interinidad el día anterior a la adjudicación de plazas.

3.2.- Todos los interinos perderán su interinidad tras esta OPE. FALSO.
Al contrario, los datos indican que la mayoría de opositores que coge plaza son interinos del SCS. Estos interinos no desplazan a nadie, puesto que se desplazan a sí mismos.

Los interinos que sí sean desplazados irán, como se ha indicado arriba, al listado de contratación de su categoría, al puesto que le corresponda por su nota final.

Los restantes interinos conservarán su interinidad hasta la próxima OPE, con independencia de su actuación en la OPE.


Hasta aquí el desmontaje de bulos, mentiras y calumnias varias que circulan por nuestras unidades y servicios. Si quieres contribuir a desmontar alguna no contemplada en esta exposición, o si sólo buscas una explicación a lo aquí relatado, puedes utilizar con toda libertad el área de mensajes bajo este texto. Entre todos conseguiremos que la información veraz y transparente sea patrimonio de los trabajadores y no el arma de manipulación de unos cuantos aprovechados.