Gerencia SS La Gomera

El agujero dejado por los antiguos gerentes de Sanidad en La Gomera asciende a 157.000 euros

Detalles

La Consejería tiene que hacer frente a las deudas generadas en 2014 y principios de 2015 por los enfrentamientos entre la Gerencia y una empresa suministradora de material

Los contratos se hicieron sin seguir el procedimiento establecido y no se disponía de partida presupuestaria

Canarias, una de 7 comunidades redujeron gasto sanitario desde inicio crisisLos actuales responsables de la Gerencia de Servicios Sanitarios del Área de Salud de La Gomera se han encontrado con un monumental agujero que ya suma al menos 157.000 euros, dejado por los antiguos administradores de Coalición Canaria (CC).

Hace algunas fechas trascendía que la Consejería  de Sanidad tenía que hacer frente a una deuda de 111.300 euros generada en 2014 por los enfrentamientos entre la Gerencia y una empresa suministradora de material sanitario. Pues bien, ahora se sabe que hay otra deuda que suma 45.500 euros por idénticos motivos pero contabilizados en los primeros meses de este año. A todo ello hay que añadirle los correspondientes intereses de demora hasta que los nuevos responsables de la Consejería abonen estas cantidades.

Nada más asumir su cargo, el nuevo consejero de Sanidad, Jesús Morera Molina, pidió al Consejo Consultivo de Canarias (CCC) que se pronunciara sobre esta deuda. Pues bien, el contenido del informe es igual que el anterior:  La Consejería debe abonar estas cifras a la empresa N. N. P. SA, sobre todo debido a que la contratación se hizo sin seguir los cauces legales estipulados. Pero además es que ni siquiera se contaba con la correspondiente consignación presupuestaria cuando se cerró el acuerdo. Hasta que así ocurra no se podrá dar por anulado el contrato, tal y como pretendía hacer desde hace tiempo la Administración.

Según el relato de los hechos, durante el año 2014 y principios de 2015 esta empresa suministró diverso material de forma continuada de manera que cada entrega se consideraba un contrato menor, individualizado e independiente. Sin embargo, con el fin de evitar que se pudiera alterar el funcionamiento de este servicio, lo que afectaría especialmente al Hospital de Nuestra Señora de Guadalupe, se contactó con la compañía para que el material se suministrara de forma efectiva. El resultado es que a día de hoy el Servicio Canario de Salud (SCS) no ha acabado de abonar la cantidad comprometida. La Gerencia en un momento dado pretendió la nulidad del contrato para que la deuda no siguiera creciendo a lo que se opuso la empresa.

Los juristas del Consejo Consultivo consideran que se eludieron los requisitos de publicidad, concurrencia, adjudicación y formalización de los contratos, que superaron los 18.000 euros y que ni siquiera se contó con disponibilidad presupuestaria cuando se asumió el compromiso. El órgano instructor estima que la Gerencia debió integrar todos los suministros sanitarios en un sólo contrato que a su vez, pudo dividirse en lotes, dado que la empresa facilitó unos mismos tipos de productos a la Administración para cubrir las necesidades a lo largo del año.