Gerencia SS La Palma

Más de nueve meses de espera para una consulta con el otorrino

Detalles

El Día /

El tiempo de espera en La Palma por el especialista de garganta y oído multiplica entre 3 y 18 al que se produce en el resto de hospitales canarios. El dato en Ginecología es similar.

Mercedes Roldós y Mayte Pulido, diputadas del Partido Popular, dibujaron ayer un panorama ciertamente desolador sobre la evolución de las listas de espera en el Hospital General de La Palma durante los dos últimos años, aportando datos oficiales que calificaron de "alarmantes".

Roldós y Pulido hablaron de la espera quirúrgica y en especialidades, además de la falta de profesionales, pero destacó, quizás por la contundencia de la realidad que viven algunos pacientes, el dato sobre los días que hay que esperar sin acudir, claro, a la sanidad privada, para determinadas observaciones médicas. Un apunte: la media de espera para la primera consulta con un otorrinolaringólogo es nada menos que de 274 días, es decir, más de nueve meses.

Lo normal sería pensar que es una situación global que se repite en el resto de los hospitales de Canarias por falta de presupuesto para reforzar las plantillas. Pues no. Ninguno de los otros nueve centros sanitarios de las Islas presentan una cifra tan elevada en esta especialidad. Es más, el segundo con peores estadísticas es el Hospital Universitario y no pasa de los 78 días de espera.

Pero lo más delicado es que lo mismo ocurre, o casi, con el servicio de ginecología en el Hospital de La Palma. Una primera consulta, ya sea para revisión o por molestias, tiene una espera de 217 días, más de siete meses, la mayor de todo el Archipiélago. En otras áreas, la Isla mejora en su respuesta, pero globalmente tiene la sanidad más lenta, con 104 días de espera.

Con estos datos, que no deben mezclarse con aquellos enfermos que sí tienen cita para revisiones tras las primeras consultas, es más comprensible que no sean pocos los pacientes que acaben acudiendo al servicio de Urgencias, expresando sus dolencias para encontrar una respuesta con mayor celeridad de los especialistas.

Roldós y Pulido hicieron también hincapié en el incremento de la lista de espera para una intervención quirúrgica. "Dejamos el Servicio Canario de Salud en 2011 con 768 pacientes esperando por una operación, de los que 53 llevaban más de seis meses en ese situación, y ahora, a 30 de junio de 2013, la lista afecta a 1.557 personas, con 602 con más de medio año esperando por una intervención", dijo Pulido. Roldós recordó que detrás de estas cifras "hay gente que sufre".

Ambas diputadas defienden que las cifras del centro sanitario palmero "no son por falta de financiación, sino por un déficit de gestión". Además, advirtieron de que el Partido Popular propuso "destinar 1,5 millones de euros para un plan de choque contra las listas de espera en La Palma, abriendo quirófanos por las tardes, y CC y el PSC lo rechazaron".