Gerencia SS La Palma

Los ancianos abandonados por sus familias en el Hospital General ya están en residencias

Detalles

DIARIO DE AVISOS | EUGENIA PAIZ |  Santa Cruz de La Palma |  

La Consejería de Bienestar Social del Cabildo palmero, en colaboración con el Servicio Canario de Salud, ha trasladado al único centro geriátrico de la Isla, el Hospital de Los Dolores, y a las residencias de mayores distribuidas por la geografía palmera, a 17 de los 20 ancianos que habían sido abandonados por sus familias en el Hospital General de La Palma, de donde nunca fueron recogidos  pese a haber recibido el alta médica.

Tres ancianos continúan en el Hospital mientras se tramita su ingreso en residencias de mayores de la Isla. | DA

La tarea desarrollada a la largo del pasado año, ha sido posible gracias a la coordinación entre elServicio de Mayores del área de Bienestar Social del Cabildo palmero, bajo la dirección de Jovita Monterrey, y la trabajadora social del Hospital General, que han gestionado los procesos burocráticos y administrativos preceptivos, de entre los cuales el más importante ha sido conseguir la evaluación y reconocimiento de la situación de dependencia de estos mayores para tener acceso a un plaza residencial en la red sociosanitaria de la Isla. Los procesos de traslado de los otros tres casos pendientes se encuentran actualmente en curso.

Atajar un problema social
El presidente de la Federación de Asociaciones de Mayores de La Palma y responsable de la Asociación de Mayores de Breña Alta, Jaime Medina, expresó su satisfacción por los pasos que se han dado desde la Consejería de Bienestar Social de la institución insular para “solucionar un problema social que de no atajarse puede tener serias consecuencias”.

Mostró su deseo de que “muy pronto las tres personas mayores que permanecen en el Hospital General de La Palma en la misma situación puedan conseguir ir a una residencia y beneficiarse de una estructura más adecuada a sus necesidades que un centro hospitalario”.

Jaime Medina lamentó que “hayamos llegado en la isla de La Palma a una situación tan desagradable, en la que los únicos afectados son los propios ancianos, que han sido conscientes en la mayoría de los casos de encontrarse abandonados por sus propios familiares. Mientras tanto esperaban cada día en el Hospital con la esperanza de ver a sus hijos y otros familiares, que nunca se presentaron a recogerlos”.

Si bien fue en mayo de 2012 cuando este periódico sacó a la luz que 15 ancianos permanecían hospitalizados en la planta cero del centro sanitario transcurridos meses desde que el Hospital diera aviso a sus familias de que ya tenían el alta médica, a finales de ese mismo año la cifra ya ascendía a 20 ancianos en situación de desamparo.

En muchos de estos casos,  estas personas mayores abandonadas por sus familias tenían en común pluripatologías y un alto riesgo de dependencia, situación que se vio agravada con procesos de depresión derivados de la situación de abandono.