Seguridad Aérea inspeccionará ‘in situ’ el helipuerto de La Candelaria

Detalles

Una década después de que se formulase el proyecto, y más de tres años desde que finalizara su construcción, la helisuperficie del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (el HUNSC) parece encarar su recta final. Eso es, al menos, lo que esperan los responsables del centro hospitalario, una vez que la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) confirmase recientemente que ha resuelto el establecimiento del citado helipuerto “y tan pronto como el titular realice las actuaciones necesarias para adecuarlo a dicha resolución, desde la agencia se realizará una inspección que, de resultar satisfactoria, permitirá su autorización”.

En esta línea, desde el HUNSC confirmaron a este periódico que el hospital “lleva realizando durante este tiempo todos los trámites técnico-administrativos necesarios y exigidos por la Dirección de Seguridad de Aeropuertos y Navegación Aérea de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), dependiente del Ministerio de Fomento, para autorizar la puesta en marcha de la helisuperficie, cuyo uso estaría destinado para actividades de asistencia y transporte sanitario de urgencia”.

El proyecto ocupa 1.465 metros cuadrados y tuvo un coste de 2,1 millones de euros

“Las instituciones implicadas han trabajado conjuntamente en la tramitación de este expediente aportando la documentación pertinente para este tipo de infraestructuras”, recalcaron las mismas fuentes del centro hospitalario, quienes insistieron en que “se trata de requisitos técnicos muy complejos que requieren revisiones específicas por parte de las distintas autoridades competentes, para que la instalación pueda desarrollar en el futuro, con todas las garantías de seguridad, aquellas acciones para las que está prevista”.

De este modo, y tras haber superado diferentes requerimientos, sólo quedaría pendiente por parte del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria la “subsanación de documentación técnica solicitada por la AESA (cumpliéndose en tiempo y forma con el plazo previsto por ley), para posteriormente realizar la correspondiente inspección técnica in situ de la helisuperficie como paso previo a la autorización para su puesta en funcionamiento y apertura al tráfico”. Una vez Fomento apruebe la operatividad de la helisuperficie, Navegación Aérea tendrá que ratificar la idoneidad de los vuelos y coordinar con la Gerencia del HUNSC todas las operaciones, ya que el centro hospitalario está en la línea de aproximación de Los Rodeos.

La nueva instalación ocupa 1.465 metros cuadrados y se ubica en la azotea de los nuevos bloques de edificios ideados y situados junto al antiguo centro hospitalario. Con un coste superior a los 2,1 millones de euros, el recinto debe servir de “base de operaciones del hospital, en lo que se refiere a la recepción de pacientes y órganos para trasplantes trasladados en helicóptero”, según se especifica en el Plan Director del centro.

Expertos afirman que el retraso se debe a que “no ofrece garantías de seguridad”

Algunos expertos y otras fuentes consultadas por el DIARIO manifestaron que el retraso en la puesta en marcha del helipuerto se debe a que “no ofrece garantías de seguridad”, ya que no sólo se encuentra en la línea de aproximación del aeropuerto de Los Rodeos, sino que además puede provocar “serios problemas” en las plantas superiores del hospital, donde se ubican los laboratorios de Microbiología, Análisis Clínicos y Hematología.

El Ministerio descarta la creación de la red de helisuperficies aprobada en 2009

A excepción de la helisuperficie del Hospital de la Candelaria, Fomento asegura que no se va a poner en marcha ninguna instalación similar en otros hospitales del Archipiélago, a pesar de que el Plan Regional de Urgencias, aprobado en el año 2009, contemplaba “el establecimiento de una red de helipuertos en todos los hospitales, tanto emisores como receptores, con el fin de disminuir los tiempos de traslados y mejorar la eficiencia de la prestación sanitaria”.

Según publicó el Boletín Oficial del Estado (BOE) en abril de 2011, “las características geográficas de las Islas Canarias justifican la necesidad de dotar al Archipiélago de un sistema de transporte aéreo sanitario entre los diferentes hospitales de las islas periféricas y capitalinas”.

Sin embargo, la realidad es bien distinta. De hecho, hasta que funcione la helisuperficie del HUNSC, los pacientes urgentes del Sur, La Gomera y El Hierro siguen siendo trasladados en helicóptero hasta Los Rodeos, donde son recogidos luego por una ambulancia medicalizada que los traslada de nuevo hasta La Candelaria, multiplicándose de forma innecesaria los tiempos de respuesta. Incluso se ha llegado a dar el caso de urgencias de máximo nivel en las que los pacientes son trasladados en helicóptero directamente hasta el HUC, cuyo helipuerto sí funciona con total normalidad.