Zona Enfermera

La prueba de Enfermería sólo reúne a la mitad de los inscritos: 14.873 opositores

Detalles

El número de aspirantes a la Oferta Pública de Empleo (OPE) de Canarias correspondiente a 2007 ha sido de 14.873 para cubrir 1.234 plazas

La Consejería de Sanidad ha contratado a más de 300 enfermeros con el objetivo de cubrir el turno de trabajo de aquellos a los que les coincida su horario con el examen

El Servicio Canario de Salud destaca que la jornada ha transcurrido con normalidad

 

Este domingo se celebró en Canarias el examen de la Oferta Pública de Empleo de Enfermería de 2007.

El número de aspirantes a la Oferta Pública de Empleo (OPE) de Canarias en la categoría de Enfermería correspondiente a 2007 ha sido de 14.873 para cubrir 1.234 plazas. En principio se habían inscrito 29.838 opositores

Las pruebas se han llevado a cabo en 425 aulas, distribuidas en los campus universitarios de Guajara, Anchieta y Central de la Universidad de La Laguna, en Tenerife, mientras que en Gran Canaria se desarrollan en el campus de Tafira de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

También se realizan exámenes en el resto de islas, para lo que se han habilitado institutos de Enseñanza Secundaria.

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Jesús Morera, ha hecho público un comunicado en el que destaca el éxito de la convocatoria, ya que se ha celebrado sin incidencias.
Este domingo se celebra en Canarias el examen de la Oferta Pública de Empleo de Enfermería de 2007.

Jesús Morera ha recalcado que se ha presentado menos del 50% de los inscritos a la cita, con lo que "se elevan bastante las probabilidades que existían para quienes se presentaban para obtener una plaza", una cuestión que vinculó al hecho de que esta prueba haya coincidido con la de Andalucía.

Tras comenzar la prueba el director de Recursos Humanos del Servicio Canario de la Salud, Carlos González, informó de que los aspirantes habían entrado en orden y con normalidad, y destacó la colaboración del personal administrativo.

Aseguró Carlos González que habría sido imposible realizar los exámenes sin la colaboración de los aproximadamente mil quinientos funcionarios que se han presentado voluntarios para ayudar en la organización de esta oferta pública de empleo.

Comentó que como muchas de las personas que se han presentado a este examen trabajan en los centros públicos ha sido preciso hacer sustituciones en los turnos y además contratar personal.

Y una vez que termine el examen queda por delante una tarea "enorme", aseguró el director de Recursos Humanos del Servicio de Urgencias Canario, pues habrá que atender a posibles recursos e impugnaciones, que será preciso resolver, y también habrá quienes pidan un examen extraordinario.

Una vez corregidos los exámenes se publicarán las notas y a continuación se hará la baremación, con lo que el resultado se sabrá en unos tres meses.

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Jesús Morera, y el director del Servicio Canario de la Salud, Roberto Moreno, se han desplazado a los hospitales para comprobar en persona el correcto funcionamiento de los servicios sanitarios, se indica en un comunicado de la Consejería.

En el comunicado se explica que para garantizar los servicios en las gerencias y centros de salud del archipiélago se contrataron a más de 300 enfermeros con el objetivo de cubrir el turno de trabajo de aquellos a los que les coincida su horario con el examen.

Además, se dieron permisos y se hicieron cambios de turno de personal afectado y la movilidad entre personal de diversos servicios y centros.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias estableció un plan de seguridad contactando desde el Servicio de Selección y Provisión de Personal Estatuario con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en las islas capitalinas.

Se activó el protocolo de Protección Civil y Nacional; al igual que el 112 activó su protocolo de emergencias; para Tenerife y Gran Canaria se contrataron dos ambulancias con Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias.

Además, se contactó con las áreas de Seguridad Ciudadana de los ayuntamientos de La Laguna y de Las Palmas de Gran Canaria para activar el protocolo de la Policía Local; así como con la Guardia Civil, a efectos de la seguridad vial en autopistas y rotonda de acceso.